7 de agosto de 2013

JABÓN FANTÁSTICO PARA LAVAR LOS PLATOS (a partir de aceite de cocina apestoso)

Ayer finalizamos un proyecto interpretativo para un centro de visitantes que nos ha tenido ocupadas, ocupadísisimas, pero ya está, por fin FINALIZADO! Y hoy estamos relajadas, trabajando, pero relajadas, increíble!
Y cuando volvemos a tener algo de tiempo, fíjate tú, a mi se me vuelve a llenar el cerebro de ideas y de ganas de jabonear. Pordiosdemivida, tiempo para hacer jabón!!!!! Maravilloso!!!
Además Isa me dijo hace unos días que quería hacer jabón para la lavadora, así que aquí tienes una fantástica receta, socia!
Esta tarde es probable que haga una buena tanda de jabón para la lavadora. La receta que quiero dejaros es casi la misma para hacer jabón de lavadora o un jabón que estoy usando ahora que es fantástico para los platos, hace un montón de espuma y es el mejor de los experimentos que he hecho últimamente. Me encanta! Ya es el jabón definitivo para lavar los platos. Definitivo hasta que siga enredando de nuevo con mis experimentos...

- 1000 g de aceite usado (o aceite nuevo en caso de jabón para la lavadora)

- 166 g de sosa

- 166 g de percarbonato (se puede comprar en Mercadona, es una mezcla de perborato y bicarbonato)

- 500 g de agua

 
Siempre con guantes y gafas de protección!!!! Pesamos todo en una báscula digital y ponemos los ingredientes en recipientes que no sean de aluminio. Yo uso recipientes de plástico y la olla exprés, que es la más grande que tengo, para hacer la mezcla. Se echa la sosa y el percarbonato en el agua y se remueve. Ojo que burbujea mucho, hay que usar recipientes grandes!!! Después de un rato, cuando deje de burbujear, se echa esta mezcla en el aceite y se pasa la batidora un par de minutos. Y listo! Hay que echarlo en moldes grandes porque pasados unos minutos la mezcla se pone a crecer como loca. No os perdáis esto que es un espectáculo, seguro que os pasa como a mi y os ponéis decir insistentemente: aydiosmío, tenía que haber usado un molde más grande!!!!!! Si no queréis estresaros demasiado, usad moldes grandes y no los llenéis hasta arriba, claro.

Después de un par de semanas de curado, queda un jabón duro, poroso, que hace una espuma estupenda al frotar con el estropajo.

Para la lavadora yo uso esta misma receta, pero echando el percarbonato en la traza, es decir, no lo mezclo con la sosa, sino que echo la sosa en el agua y luego todo eso al aceite, y después de pasar la batidora le añado el percarbonato y lo bato un pelín más para que se mezcle bien.
Al día siguiente hay que deshacerlo con la mano, usando guantes, cuando aún está húmedo, y se deja reposar unas dos semanas. Yo lo que hago después, para usarlo en la lavadora, es coger el detergente en polvo, como unos 300 g más o menos, y echarle agua hirviendo, una cantidad como el doble de lo que ocupa el jabón. Al echarle el agua se disuelve el jabón muy fácilmente. Cuando está frío lo envaso en algún bote grande y ya tengo jabón líquido para usar en unas cuantas lavadoras. No hago mucha cantidad porque al cabo de unos días se "moquitiza" el jabón, pero bueno, para usar en la lavadora tampoco pasa nada, si se espesa mucho, se le echa un poco de agua y se remueve y ya está. Es genial este jabón para la lavadora!!!!! A mi me gusta usar aceite nuevo, de oliva del baratito, porque soy una maniática del tufillo que deja en la ropa el aceite usado. Pero para los platos, el aceite usado funciona genial! 
Pues nada, animaros! A jabonear! Que se ahorra mucho, se recicla mucho y da mucha satisfacción usar el jabón que una hace, además de la ventaja de no volver cargada del supermercado con porquerías para la piel y el medio ambiente.

1 comentario:

Adolfo Godoy dijo...

Lo del percarbonato... no se que salió mal. Todo fue muy bien... hasta que esta mañana me he levantado y mi galeria parece una fiesta de la espuma... 6 litros de jabón liquido, perfectamente espumado fuera de la botella... Que he hecho mal?