29 de enero de 2009

¿ES DIFÍCIL RECONOCER UNA SONRISA?

Los/las que seguís este blog desde hace tiempo, sabéis que una discapacidad a la que le hemos dedicado unas cuantas líneas es el Síndrome de Asperger, y hoy lo hacemos de nuevo...
Las personas con este síndrome de espectro autista tienen dificultades para reconocer y descifrar el lenguaje emocional, los gestos de otras personas... Incluso en algunos casos, ni siquiera son capaces de reconocer una sonrisa ni asociarla con un estado de felicidad, al igual que no reconocen una lágrima o un gesto cómplice en otra persona.
Algo que, en general, les caracteriza es la posibilidad que tienen de poder concentrar una habilidad, convirtiéndose en superdotados de ella. Muchas personas con este síndrome viven una vida completamente normalizada, aunque otras permanecen sin diagnosticar y simplemente son tratados como gente excéntrica, como “el típico tío raro”...
Seguramente, muchos nos rodean sin saberlo...
Hoy he descubierto el caso de Glenn Herbert Gould, un pianista canadiense, definido como excéntrico y maniático, pero también definido como un verdadero genio. Murió de una embolia cerebral y, un poco tarde, veinte años después de su muerte, le diagnosticaron el Síndrome de Asperger. Glenn Herbert Gould fue un verdadero genio durante toda su vida, pero también fue incapaz de entender una sonrisa.

1 comentario:

Amparo dijo...

Hola!

Sólo un comentario y una petición de firma que me pasa una amiga logopeda... Es para cambiar el mundo educativo, que busca "integrar" a las personas de perfil "diferente" (autistas, hiperactivos, etc, etc) de un modo muy original: "desintegrándolos" en aulas apartadas, para que no sepan tratar con los demás, ni los demás con ellos. ¡Qué mundo éste!

http://firmemos.es/manifiesto-pelouro